Los aguinaldos: tradición de Navidad PDF Imprimir E-mail
Listín Diario | La Vida | Domingo 3 de diciembre del 2006
 
POR ALEXÉI TELLERÍAS
 
Santo Domingo.- La llegada de diciembre significa que ya nos encontramos en la antesala de las fiestas de Navidad y Año Nuevo, una de las temporadas más especiales del año.
 
Estas celebraciones acarrean consigo una serie de tradiciones que la hacen tan esperada por grandes y chicos, sobre todo en nuestro país.
 
Desde los comunes “angelitos” que los amigos y compañeros de trabajo realizan, hasta el compartir en grupo, sin contar una hermosa actividad que, con el paso de los años, su esencia se ha mantenido, a pesar del tiempo.
 
Los “Asaltos”

Se trata de los “aguinaldos” o “asaltos de Navidad”, una hermosa celebración entre amigos, cuyo sano compartir no ha podido desaparecer. El término es una corrupción de una frase latina que significa “en este año”.
 
El mismo se utilizaba para referirse a la merienda que daba el padrino o la madrina a su ahijado, y la forma tradicional de entregarlo en la América hispánica era un mazapán, polvorón o torta, dependiendo de la región del hemisferio en que se entregara.
 
Sin embargo hoy el término se refiere a visitar las casas de los familiares y vecinos, llamando a la puerta y cantando villancicos, y puede encontrarse en varios países de Iberoamérica, aunque con distintos nombres.
 
En México, por ejemplo, los aguinaldos se celebran durante Nochebuena o el 25 de diciembre, día de Navidad. Los niños van a visitar los hogares de familiares y vecinos, llamando a la puerta y cantando villancicos. Esta versión incluye que, tras escuchar el villancico, se obsequien dulces, turrón e incluso un poco de dinero a los pequeños visitantes.
 
Sin embargo, en nuestro país y en islas cercanas como Puerto Rico (las llamadas “parrandas”) la tradición es un poco distinta. En el caso nuestro, los aguinaldos se inician en cualquier día de la temporada navideña y por sorpresa, generalmente en la madrugada.
 
La idea es ir de casa en casa despertando a los vecinos a ritmo de un “perico ripiao”, quien va interpretando los principales merengues navideños, como “alegre vengo”, “de la montaña venimos” y “a las arandelas”, entre otros.
 
Posteriormente, más y más personas van a ir integrándose al aguinaldo al ser despertadas, continuando el recorrido acompañando al grupo y despertando a los demás. El aguinaldo culmina generalmente en casa de uno de los organizadores, donde se le brinda a los recién despertados té de jengibre, chocolate y arepa.
 
Los aguinaldos son una de las actividades más típicas de esta temporada.Precisamente, esta tradición se ha vuelto una norma para José Luis Marte, empresario del área de computadoras, quien desde hace siete años realiza un gran aguinaldo navideño para los clientes, relacionados y vecinos de la misma.
 
Un ejemplo

La trulla del “aguinaldo de Joluma” está encabezada por el conjunto típico del Cuerpo de Ayudantes Militares, y recorre varias calles de San Carlos y Gazcue, despertando y llamando a todos sus habitantes a unirse a la caravana que se va formando.
 
Una vez en el punto de llegada, entre muestras de gratitud y camaradería, los vecinos y allegados degustan de distintos tipos de arepas -dulces y saladas-, además de varios tipos de chocolate líquido y té de jengibre.
 
Adicionalmente, se realiza un espectáculo artístico con agrupaciones religiosas y la rondalla de la Universidad Autónoma de Santo Domingo, además de un artista famoso invitado para la ocasión.

 
         
Ecoportal Dominicano ©2009. Todos los derechos reservados. ECOPORTAL es un medio informativo, no nos hacemos responsables de los artículos publicados. Sugerimos buscar asesoramiento de personas expertas en los temas que les interese profundizar
Diseño y Desarrollo: Inbox / Equipo3